Unidos en la Prevención del Suicidio



Septiembre es el Mes de Concientización sobre la Prevención del Suicidio. Piense en cómo usted puede tomar acción hoy para prevenir el suicidio. Juntos podemos hacer el cambio para educar sobre el tema y brindar las herramientas correctas de ayuda.


Es importante que lea y comparta este artículo para crear conciencia y ayudar a muchas personas. En este artículo discutiremos la importancia de la prevención del suicidio, datos estadísticos, factores de riesgo, cómo buscar ayuda, entre otros.


Memorice este número: 988, es el número de la Línea de Prevención del Suicidio y Crisis.


¿Qué es la Línea de Prevención del Suicidio y Crisis?

La Línea de Prevención del Suicidio y Crisis brinda apoyo emocional gratuito y confidencial a personas en crisis o angustia emocional las 24 horas del día, los 7 días de la semana, en todos los Estados Unidos. De la siguiente manera puede solicitar ayuda en la Línea de Prevención del Suicidio y Crisis:

  • Llamando al 988

  • Enviando un mensaje de texto al 988

  • Conversación por “chat” visitando la siguiente página de internet: https://988lifeline.org/chat/

No estás solo, la Línea de Prevención del Suicidio y Crisis ha recibido más de 20 millones de llamadas de personas que buscan apoyo cuando más lo necesitan.


Es Importante Hablar Sobre la Prevención del Suicidio

Según el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) una persona muere por suicidio cada 11 minutos en los Estados Unidos y es esencial conocer los posibles factores de riesgo.


Factores de Riesgo del Suicidio

Se ha estudiado posibles fatores de riesgo relacionados al suicidio. La Asociación Americana de Psiquiatría (APA por sus siglas en inglés) señala que algunos eventos podrían aumentar el riesgo y mencionan los siguientes (sin tener un orden particular, excepto el primero):

  • Intento(s) de suicidio previo(s)

  • Una historia de suicidio en la familia

  • Mal uso de sustancia

  • Trastornos del estado de ánimo (como depresión, trastorno bipolar, entre otros.)

  • Acceso a medios letales (por ejemplo, tener armas de fuego en el hogar)

  • Pérdidas y otros eventos (por ejemplo, la ruptura de una relación o una muerte, dificultades legales, dificultades financieras, acoso escolar)

  • Historial de trauma o abuso

  • Enfermedad física crónica, incluido el dolor crónico.

  • Exposición al comportamiento suicida de otros.

La APA también menciona que puede existir señales de advertencia de suicidio y algunas de ellas pueden ser:

  • Hablar con frecuencia o escribir sobre la muerte, morir o suicidarse

  • Hablar de sentirse atrapado o ser una carga para los demás

  • Expresiones de no tener razón de vivir; sin sentido de propósito en la vida

  • Mayor consumo de alcohol y/o drogas

  • Alejarse de amigos, familia y comunidad

  • Hacer actividades más riesgosas, aparentemente sin pensar

  • Cambios de humor dramáticos

Datos Estadísticos

Se ha realizado varios reportes sobre el suicidio en los Estados Unidos y el CDC presentó los siguientes datos estadísticos para el año 2020:

  • 12.2 millones de personas pensaron seriamente en el suicidio.

  • 3.2 millones de personas hicieron un plan.

  • 1.2 millones de personas intentaron suicidarse.

  • Un total de 45,979 personas murieron por suicidio en los Estados Unidos, una cifra que equivale a una muerte por cada 11 minutos.

  • Los grupos raciales/étnicos con las tasas de suicidio más altas fueron los indios americanos no hispanos y los nativos de Alaska y los blancos no hispanos.

  • La tasa de suicidio entre los hombres fue 4 veces mayor que la tasa entre las mujeres.

  • Las personas de 85 años o más tienen las tasas más altas de suicidio.

  • La Alianza Nacional de Enfermedades Mentales (NAMI por sus siglas en inglés) compartió la siguiente información estadística relacionada al suicidio:

  • El suicidio es la segunda causa principal de muerte entre las personas de 10 a 14 años y la tercera causa principal de muerte entre las personas de 15 a 24 años en los EE. UU.

  • El 46% de las personas que mueren por suicidio tenían una condición de salud mental diagnosticada, pero las investigaciones muestran que el 90% puede haber experimentado síntomas de una condición de salud mental.

  • Jóvenes lesbianas, gays y bisexuales tienen casi 4 veces más probabilidades de intentar suicidarse que los jóvenes heterosexuales.

  • Adultos transgénero tienen casi 9 veces más probabilidades de intentar suicidarse que la población general.

  • El suicidio es la principal causa de muerte de las personas detenidas en las cárceles locales.

Estrategias para prevenir el suicidio

Salud Pública


El CDC indica que un enfoque integral de salud pública para la prevención del suicidio puede disminuir el riesgo. Como parte del enfoque el CDC compartió las siguientes estrategias para prevenir el suicidio:

  • Fortalecer apoyos económicos

  • Fortalecer el acceso y la prestación de servicios de atención del suicidio.

  • Crear entornos de protección, como por ejemplo reducir el acceso a medios letales entre las personas en riesgo de suicidio y elaborar políticas y cultura organizacional.

  • Promover las relaciones interpersonales

  • Capacitar sobre habilidades de afrontamiento y resolución de problemas

  • Identificar y apoyar a las personas en riesgo

  • Disminuir los daños y prevenir riesgos futuros

Si usted está preocupado porque un amigo o familiar pueda intentar suicidarse o le exprese que desea culminar su vida, el CDC menciona que debe ayudarlos a contactar ayuda profesional inmediata. Llame o envíe un mensaje de texto al 988, Línea Nacional para la Prevención del Suicidio y Crisis.


Qué hacer después de una pérdida por suicidio

Es importante también discutir qué se debe hacer luego de una perdida por suicidio. Muchas personas han tenido perdidas por suicidio de sus seres queridos, amigos, compañeros de trabajo, compañeros de escuela y es necesario hablar del tema.

La Asociación Americana de Psicología (por sus siglas en inglés) menciona lo siguiente:

  • Acepta tus emociones: estas pueden ser de conmoción, negación, culpa, vergüenza, ira, confusión, ansiedad, soledad e incluso, en algunos casos, alivio. Esos sentimientos son normales y pueden variar a lo largo del proceso de duelo.

  • Autocuidado: descansar lo suficiente y comer comidas regulares y saludables.

  • Integrarse a grupos de apoyo

  • Contacte a profesionales de la salud mental.

  • Es importante hablar con los niños sobre la pérdida por suicidio. Tome en consideración contactar a un profesional de la conducta para ayudar a los niños afrontar la noticia y el duelo ante una perdida por suicidio.

Consejos para las Escuelas

Las escuelas deben contactar a profesionales de la conducta para orientarse sobre implementar un protocolo y estar preparados en cómo ayudar a los demás ante una perdida por suicidio. La APA menciona que es importante tomar acción cuando ocurre una pérdida por suicidio en las escuelas e indica que deben tomar en cuenta lo siguiente:

  • Manejar el anuncio con cuidado

  • Identificar a los estudiantes que necesitan más apoyo

  • Prevenir la imitación

  • Tener cuidado con las palabras cuando se exprese

  • Mantenga abiertas las líneas de comunicación

Área Laboral

Muchas personas consideran que en el lugar de trabajo tienen a su segunda familia. En el lugar de trabajo se comparte muchas horas juntos durante la semana, inclusive en ocasiones se comparte más tiempo en el trabajo que con la familia. Por tal razón, el patrono debe considerar atender eventos como la pérdida de un compañero de trabajo incluyendo la perdida por suicidio. Si usted ha tenido una pérdida de un compañero de trabajo:

Exprese sus sentimientos: hable con amigos, familiares, grupos de apoyo y/o profesionales de la conducta.

Busque ayuda profesional: contacte a un profesional de la conducta. En ocasiones existen en las compañías programas de asistencia para empleados, es importante preguntar si tiene esta ayuda profesional como parte de los beneficios de su empleo.

Si usted labora en el área administrativa de su organización contacte al departamento de Recursos Humanos para establecer protocolos de salud mental para responder a la muerte de un empleado.

Cómo Buscar Ayuda

Si usted se siente identificado con la información provista en este artículo recuerde que no está solo y es importante buscar ayuda. Existen varios recursos de ayuda, entre ellos los siguientes:

Línea Nacional para la Prevención del Suicidio y Crisis:


  • Puede contactar a la nueva Línea de Prevención del Suicidio y Crisis llamando o enviando un mensaje de texto al 988 las 24 horas del día, los 7 días de la semana. También puede contactar al 911.

  • Línea Nacional de Ayuda de la Administración de Servicios de Abuso de Sustancias y Salud Mental: Puede llamar al 1-800-662-4357.


Línea de Textos para Crisis: Envíe un mensaje de texto con la palabra HOME al 741-741 en los Estados Unidos. Consejeros capacitados en intervención de crisis trabajan esta línea de textos de crisis las 24 horas del día, los 7 días de la semana.


Cualquier persona que se encuentre en una crisis puede enviar un mensaje de texto a este número y recibir la ayuda que necesita a través de la línea de textos.


The Trevor Project brinda servicios de apoyo en crisis para jóvenes LGBTQ+: 1-866-488-7386 o envíe la palabra START por mensaje de texto al 678-678.


El Mundo Boston está comprometido en crear conciencia, promover la salud mental y proveer información sobre recursos que ofrecen ayuda. Visite la página https://www.saludmentalma.com/ para obtener información de profesionales de la salud mental.


Conozca más Sobre la Prevención del Suicidio

El Dr. Felix Torres, Psiquiatra Clínico y Forense, presentó información sobre la la prevención del suicidio el pasado jueves 15 de septiembre en el programa “Sin Salud Mental, No Hay Salud”.


Si usted no tuvo la oportunidad de ver el programa en vivo, puede ver la grabación visitando la página oficial de El Mundo Boston en Facebook o a través del canal de YouTube: http://www.youtube.com/ElMundoBostonTV

***


Damaris M. Claudio Rosario, PhD, MA, BA es psicóloga especialista en el área industrial/organizacional. Posee más de 10 años de experiencia trabajando en el campo de capacitación en el desarrollo organizacional y varios años como profesora universitaria en Puerto Rico, Texas y modalidad Online.


Al presente la Dra. Claudio se desempeña como profesora asistente del Departamento de Psicología en la Escuela de Ciencias del Comportamiento en Ana G. Méndez University.

Obtuvo su bachillerato en psicología en la Universidad de Puerto Rico Recinto de Cayey y sus grados de maestría y doctorado en el Recinto Metropolitano de la Universidad Interamericana de Puerto Rico.


7 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo